G-SHOCK es el reloj sinónimo de resistencia absoluta. Nació del sueño de un ingeniero de crear el reloj inquebrantable. Guiados por el concepto "Triple 10", los equipos de diseño buscaron producir un modelo con resistencia ante las caídas libres de 10 metros de altura, 10 ATM de resistencia al agua y una duración de batería de 10 años. En un tiempo en el que se creía que los relojes eran esencialmente frágiles, la creación de G-SHOCK representaba todo un desafío. El número de prototipos experimentales desarrollados para las pruebas de resistencia llego a más de 200.

El desarrollo estructural y de mejora de los componentes tomó aproximadamente dos años. Después de un largo y duro proceso de ensayo y error, G-SHOCK fue presentado al mundo en 1983, creando así una nueva categoría en el mercado: el reloj resistente.

Una estructura resistente a los impactos que cambio los paradigmas acerca de los relojes incluyendo la idea de una estructura de protección hueca, una cubierta de protección en todas las direcciones así como el uso de materiales de amortiguación.

Estos fueron los frutos del desarrollo tecnológico de la "resistencia absoluta" así como la revolución del diseño de los relojes convencionales. Desde su lanzamiento, G-SHOCK ha evolucionado durante 35 años, llevando a cabo con tenacidad el espíritu, la pasión y el compromiso de su creador y su equipo a persistir sobre su creencia del reloj inquebrantable.